Rafael Rodríguez Carrasco

Exposición Retrospectiva Rafael Rodríguez Carrasco, de sus recuerdos, de sus nostalgias, de sus ausencias ...

Socuéllamos, del13 al 28 de diciembre de 2014 – Sala de Arte Casa Carmen Arias.

Pocas veces, muy pocas y todas felices, se produce el encuentro entre trabajo y vocación. Y aún menos cuando esas veces son tantas que configuran el hilo de la vida, su sentido: en ese caso declaramos al sujeto de tal experiencia como afortunado y sí, es verdad, lo es; pero en ningún modo la fortuna entonces es casual, sino inducida por una llamada tan telúrica como irrenunciable que prima sobre cualquier razón. Sobre cualquier otra razón.

Curriculum

Exposiciones individuales

  • 1959. Melilla. Casino.
  • 1973. Melbourne (Australia). Galería Dubancé.
  • 1975. Madrid. Sala de Exposiciones del Banco de Barcelona.
  • 1978. Avilés (Asturias).
  • 1980. Madrid. Serie “Tauromaquia”. Sala “Los Cabales”.
  • 1981. Socuéllamos (Ciudad Real). Sala de Exposiciones de la Casa  de la Cultura.
  • 1986. Madrid. Sala de Exposiciones de la Fundación Gregorio Sánchez.
  • 1995. El Escorial (Madrid). Sala de Exposiciones “Aula de Cultura”.
  • 1997. Villarrobledo (Albacete). Claustro del Ayuntamiento.
  • 2003. Villarrobledo (Albacete). Claustro del Ayuntamiento.
  • 2005. Murcia. Sala de Exposiciones del Casino.
  • 2014. Retrospectiva Rafael Rodriguez Carrasco. Socuéllamos (Ciudad Real)

Premios destacados

  • 1953. Primer premio Exposición “Pintores Manchegos” celebrada en Socuéllamos (Ciudad Real).
  • 1958. Mención Honorífica en la Exposición “Ciudad de Melilla”.
  • 1960. Segundo premio “Exposición Nacional de Dibujo” de Valdepeñas (Ciudad Real).
  • 1960. Segundo premio Exposición “Tarjetas de Navidad” de Galerías Preciados, en Madrid.
  • 1961. Primer premio Exposición “Tarjetas de Navidad” de Galerías Preciados, en Madrid.
  • 1963. Primer premio del concurso de Carteles del “Festival de la Canción” de Benidorm”
  • 1963. Segundo premio del Concurso de Carteles para anuncio del Fertilizante UREA-R.
  • 1965. Primer premio del Concurso de Carteles del “Festival de la Canción de Benidorm”
  • 1974. Primer premio “IX Certamen Regional de Pintores Manchegos” de Socuéllamos (Ciudad Real).
  • 1974. Primer premio del concurso de carteles “Corrida de la Beneficencia” de Madrid.
  • 1993. Primer premio del concurso del Cartel Anunciador de la “I Exposición de Pintores de la Villa de Socuéllamos”.

Biografía

Rafael Rodríguez Carrasco nació en Socuéllamos, Ciudad Real, en 1936. El padre, Pedro Rodríguez, también nacido en Socuéllamos, estudió Veterinaria, aunque no pudo terminar la carrera porque cuando le faltaba un curso estalló la guerra civil.

Al término de ésta trabajo un tiempo en el Ayuntamiento de Socuéllamos, hasta que aprobó una oposición a la Fiscalía de Tasas y la familia se trasladó a Murcia en 1944. Allí estuvo Rafael hasta los 16 años (1952).

La madre, Antonia, de Córdoba, era una mujer luchadora y muy sensible, entusiasta de la pintura y de Julio Romero de Torres, por delante de cuya casa pasaba todos los días cuando iba a trabajar a su taller de costura. Su familia se trasladó a Madrid y trabajó en Kodak, en La Puerta del Sol. Fue en Madrid donde se casó con Pedro, cuando éste estudiaba Veterinaria y donde les sorprendió la guerra, por lo que se trasladaron a Socuéllamos pensando que habría mayor seguridad.

Obra

Videos de la exposición

Aquí, en Socuéllamos, cursó Rafael sus primeros años de escuela con su tío paterno Juan, Don Juan el maestro, que unos cuantos pescozones le “atizó” porque su mayor actividad era dibujar el Guerrero del Antifaz. Ya Socuéllamos volvió desde Murcia para preparar el ingreso al bachillerato con su tío. Con él vino a examinarse a Madrid, en 1946, (con diez años), al Instituto San Isidro. Sólo consiguió aprobar el dibujo y la gimnasia.

Volvió a Murcia para seguir estudios en la Academia Divino Pastor (de Don Julián, para el que pintó dos cuadros), que estaba en la calle del Pilar. Estudió entre otras materias taquigrafía y mecanografía. Pero no le había llamado Dios por esos derroteros porque sólo aprendió a escribir a máquina aquello de: “más vale pájaro en mano que ciento volando”, eso sí muy deprisa. Más tarde ingresó en Los Amigos del País, una institución semejante a las escuelas de Artes y Oficios y ahí estudió dibujo con bastante mejor resultado.

Pero la Fiscalía de Tasas desapareció y su padre fue despedido (con una indemnización de unas 12.000 pesetas), por lo que en 1952 se trasladaron a Madrid, donde se encontraba la familia de la madre.

Continuando con su afición innata al dibujo, en 1953, a los 17 años, ingresó en la Escuela de Artes y Oficios Número10. Uno de los profesores. José Espinós, era decorador de El Corte Inglés y de vez en cuando le encargaba, y pagaba, algunos dibujos de bailarinas. Al mismo tiempo su padre consiguió que le hicieran una prueba en el Ministerio de la Vivienda, para trabajar en las oficinas, pero se sintió incapaz de llevarla a cabo dignamente, por lo que siguió yendo a la Escuela de Artes y Oficios.

En 1955, cuando tenía 19 años, su padre contactó con Mezquita, un amigo de la Agencia de Publicidad Publicitas, de donde le recomendaron a la Agencia Clarín, recién creada, en la calle Zurbano. Recuerda que había mucha inquietud y gente muy joven. Cuando entró estuvo tres meses sin cobrar, en una mesa debajo del hueco de una escalera, hacía dibujos y los colocaba en la pared. Un día entró Mingote, (que trabajaba allí), vio los dibujos y se lo dijo al Jefe de Estudio, quien le encargó un anuncio para una linterna llamada ACULUX. Ese fue su primer anuncio.

 

 

En 1956, a los 20 años, se fue al Servicio Militar a Melilla, (Allí le enviaban 400 pesetas de las 800 de su sueldo de “Dibujante creador”). Tras la mili volvió a Clarín , donde, como dibujante y creativo realizó anuncios para Zeltia, Coca Cola, Hornimans, el grupo de electrodomésticos Montesa (Montesa, Arosa,  Surco, Resa, Crisos, Davos y Fara)… Por aquel entonces los periódicos no publicaban anuncios con fotografías por lo que había que hacer dibujos de cada uno de los electrodomésticos o de cualquier producto a anunciar. Aquí en Clarín, fue donde Rafael realizó el conocido expositor exterior para el menú de los restaurantes, que colocaban en sus puertas: el sonriente cocinero con gorro y delantal de Coca Cola. Y en Clarín estuvo Rafael hasta 1962, año en que se incorporó a la agencia multinacional MacCann, contratado por el argentino Inocencio Mato, como director de  arte de uno de los tres equipos de trabajo, dirigidos los otros dos por Otto Cavalcanti y por Max Sachs. Permaneció en McCann siete años y realizó trabajos para Gillette, Land Rover, Wiston, Reynols, Maizena, Esso…

En 1979 se fue a Rasgo, agencia de Ricardo y José Luis Pérez-Solero, fundada en 1947, (ligada luego a la multinacional Grey hasta finales de los 70), donde permaneció hasta 1982, en que Rasgo cerró. Realizó campañas para todos los medios: Prensa, Revistas, Radio, Televisión, Vallas…), para Electrodomésticos Edesa, González Byass (Soberano, Tío Pepe, Lepanto, Insuperable, Anís Chinchón de la Alcoholera, Black&White), Coches Volvo, cremas Nivea y Atrix, Aerolíneas Argentinas, el lanzamiento del tabaco Sombra, de Tabacalera Española, Cervezas El Aguila…

Al cierre de la Agencia Rasgo, en 1982, funda junto a otros cinco socios, entre los que se encuentra su mujer Mary Luz, la Agencia H-6, donde permanece hasta 1994, en que ambos venden sus acciones. Las campañas para el Ministerio de Hacienda ocuparon buena parte de su trabajo en estos años, pero también trabaja para las empresas: Lico – Leasing, TNT Transportes Internacionales, Pesa Electrónica, FEAGAS (Federación Española de Asociaciones de Ganaderos), Consultores Españoles, APD (Asociación para el Progreso de la Dirección)…

Desde 1994 se dedica a pintar y a exponer sus minuciosos cuadros de un realismo intimista y mágico.

Octubre 2014